Alopecia: ¿Qué es, cuáles son sus tipos y cómo tratarla?

La alopecia es una pérdida anormal del cabello. Puede afectar al cuero cabelludo o a otras zonas del cuerpo, como las pestañas, las cejas, las axilas o la barba.

Esta es una afección muy común, que afecta a alrededor del 50% de los hombres y al 25% de las mujeres en algún momento de su vida.

La alopecia es la pérdida anormal del cabello, por lo que el término se considera un sinónimo de calvicie.

Puede afectar al cuero cabelludo o a otras zonas de la piel en la que existe pelo, como las pestañas, axilas, región genital y barba.

La alopecia se puede clasificar en dos grupos: las alopecias cicatriciales, con destrucción del folículo piloso y por lo tanto irreversibles, y las formas no cicatriciales, que son potencialmente reversibles.

La forma más frecuente es la alopecia androgénica, también llamada alopecia androgénetica o calvicie común, que es responsable del 95% de los casos. Afecta principalmente a los varones, y menos frecuentemente a las mujeres.

¿Qué es la alopecia?

El cabello está formado por una proteína llamada queratina. El ciclo de vida del cabello se divide en tres fases:

  • Fase de crecimiento (anágena): Esta fase dura de dos a siete años. Durante esta fase, el cabello crece a una velocidad de aproximadamente 1 centímetro por mes.
  • Fase de transición (catágena): Esta fase dura unas dos semanas. Durante esta fase, el cabello deja de crecer.
  • Fase de reposo (telógena): Esta fase dura unos tres meses. Durante esta fase, el cabello se desprende.

Esta ocurre cuando se produce un desequilibrio en el ciclo de crecimiento del cabello. Esto puede provocar que el cabello se caiga antes de tiempo o que no vuelva a crecer.

Tipos

Existen muchos tipos diferentes para esta enfermedad. Pero los tipos más comunes son los siguientes:

  • Alopecia areata: Este tipo se caracteriza por la aparición de parches redondos de pérdida de cabello. La alopecia areata puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero es más común en el cuero cabelludo.
  • Alopecia androgenética (AGA): Este tipo es la causa más común de calvicie en hombres y mujeres. La AGA se debe a un trastorno genético que hace que los folículos pilosos sean más sensibles a los andrógenos, las hormonas sexuales masculinas.
  • Alopecia cicatricial: Este tipo se caracteriza por la pérdida de cabello permanente. La alopecia cicatricial puede ser causada por una serie de factores, como infecciones, inflamaciones o enfermedades autoinmunes.

Causas

Las causas de esta pueden variar según el tipo de alopecia. Las causas más comunes de esta son las siguientes:

  • Factores genéticos: La genética es un factor importante en la mayoría de los tipos.
  • Factores hormonales: Los andrógenos, las hormonas sexuales masculinas, juegan un papel en la alopecia androgenética.
  • Factores autoinmunes: En la alopecia areata, el sistema inmunitario ataca los folículos pilosos.
  • Factores ambientales: El estrés, la exposición a ciertos productos químicos o la radiación pueden contribuir a la misma.

Tratamientos

El tratamiento de esta depende del tipo y de la causa subyacente. Los tratamientos disponibles para esta enfermedad incluyen los siguientes:

  • Medicamentos: Los medicamentos que se utilizan para tratar esta enfermedad incluyen los corticosteroides, los inhibidores de la calcineurina y los fármacos inmunomoduladores.
  • Tratamientos tópicos: Los tratamientos tópicos que se utilizan para tratar esta enfermedad incluyen los minoxidil y la tretinoína.
  • Tratamientos quirúrgicos: Los tratamientos quirúrgicos que se utilizan para tratar la alopecia incluyen el trasplante capilar y la micropigmentación capilar.

Consejos para el cuidado del cabello de las personas que sufren de esta afección

Si tienes esta enfermedad, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a mantener tu cabello sano y fuerte:

  • Evita cepillarte o lavarte el cabello con demasiada frecuencia.
  • Utiliza un champú y un acondicionador suaves.
  • Evita usar productos para el peinado que contengan alcohol o productos químicos agresivos.
  • Protege tu cabello del sol y del calor.

Conclusión

La alopecia es una afección común que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas que la padecen. Si tienes esta afección, es importante hablar con tu médico para determinar el tipo que tienes y el tratamiento más adecuado para ti.

Profesionales destacados

Otros artículos